lunes, 4 de enero de 2010

De un bondibusero a otro, en el semáforo:

"Hicite el lechón?"

"Seeee... con mi cuñado. Hasta Papá Noel se quedó a morfá en casa"

"jajajajajja... despué fue a brindá a casa. Con lo que chupó seguro lo pararon los cana y le sacaron el trineo"

"jajajajajajaaaa... le voy a decí eso a mis nenas que están jodiendo que por qué no les trajo regalo"

"jajajajajajajjaja"

En épocas de fiestas sale lo mejor de nosotros, hasta los chistes.

4 comentarios:

casi adulta... dijo...

a la gente le encanta alardear sobre sus fiestas de fin de año
y compite, quién comió el mejor lechón, chupó más o recibió más personas en su casa
cada cual...

Kiú dijo...

Y quien pagó menos regalos... (?)

Roger Borratint dijo...

JAJAJAJAJAJA!!! No no! Lo que pasa es que los chabones arman terribles asados y se lo mandan caliente aunque hagan 35°C, y como si fuera poco lo bajan con tinto caliente y a granel. No es una cuestión de competencia, es que hablan de eso porque la pasaron muy bien y se destrozaron el hígado y las arterias de una forma sumamente argenta.

Yo ponele de eso no puedo hablar porque como mierdas frías en un country cagado de aburrimiento y con serias ideas de rajarme un cuetaso en el marulo, pero si pudiera tener un asado así bien grasoso y con MUCHO tinto y sidra, al día siguiente más allá de lo mal que me sentiría, también hablaría con mis compañeros del bruto asado que me mandé.

Y los bondileros tiraron un par de chistes bastante graciosos para mi modesto gusto. Eso de que se quedó hasta Papanuel es GENIAL. Imaginate la cantidad de nerca que se habrá metido el ídolo ese en sangre para tirar ese comentario.

jajajaja, me reí por muchos motivos con esta entrada, fue genial.

Salud.

el cuco dijo...

jajja que genios