miércoles, 13 de enero de 2010

"¿Chofer, me puede avisar cuando estemos cerca?"

"Sí bebé, yo te aviso..."

"Bebé su abuela."

No hace falta hacer mucho para recibir un insulto.

4 comentarios:

TaMaRa O. dijo...

Bebé y gauchita...esas dos palabras son lo menos de lo menos!
Me muero de risa con tus experiencias in the bondi..Por favor! que mal está la people!.

Te dejo mi blog..donde me quejo de los pasajeros de mi vida.

http://monologositdown.blogspot.com/

Roger Borratint dijo...

Me intriga mucho saber la edad aproximada de la mujer que confirió calidad de bebé a la abuela del colectivero, despojándose de la recientemente endilgada a ella por el mismo.

Motor Psico dijo...

aaa un asco da.
besoo che (:

Kiú dijo...

"Bebé" es piropo de camnionero...
Me muero del asco, como con todos los que terminan en diminutivo...