sábado, 28 de mayo de 2011

Dos mujeres:

"¿Y decime, vos antes dónde laburaste?"

"Era la que tenía a cargo el manejo de un grupo de clientes, lo mismo que ahora, pero en una empresita más chica."

"Ahhh... mirá vos ¿Re bien, no? Copado..."

"Sí sí... y bueno, ahora acá; con más responsabilidades, pero re bien igual... la verdad es que uds laburan bien. Por ahí un par de cositas que voy a ir a cambiándoles, pero bien igual. Bueno gorda, me bajo acá yo; acordate mañana de dejarme en mi escritorio eso que te pedí. No te cuelgues, mirá que lo necesito para la reunión de mañana. Chau negri."

"Dale, dale... chau... (y en voz más baja, después que bajó la otra) lo que necesitás vos es una poronga. Pendeja forra."

Progresar tiene sus consecuencias.

8 comentarios:

Milu dijo...

JAJAJAJAJA, malpensé cuando dijo lo de que tenía que dejarle algo en su escritorio.

Jorgelina dijo...

Genial! jajaja!

Carolina dijo...

jajja de una! tanta simpatia...viene con maldad en combo :)

Kiú dijo...

La gente que dice "negri" me dan ganas de dejarles negri el ojo de una piñi...

janie jones dijo...

Cualquier cosa que digas adornada con un "negri" al final te hace merecedor de una respuesta como esa.

tecontaretodo dijo...

Hubiera pagado por escuchar eso!! Coincido con la frase final del post y por supuesto con las opiniones de más arriba respecto del apelativo "negri"... merecen la "piñi" :-D

Anónimo dijo...

Como se disfruta ese momento orgasmico de mandar a la mierda a otra persona por lo bajo...ja. Lo captaste perfecto Rober.

Aleniigmatiica dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJJAA NOOOOOOOOOOOO!!! JAJAJAJAJAJA Q YEGUA LA MINAA! COMO HAY GENTE HIPOCRITAAA!