sábado, 5 de diciembre de 2009

Hoy subió una mina con un TREMENDO escote, dejando ver esos enormes y crujientes pechos. Tal era el tamaño del acontecimiento que nadie se lo iba a perder.

Hasta que una viejita le dijo:
"Neeena... tapate eso..."

"No pasa nada señora, estoy acostumbrada."

"Sí querida, pero mi marido no."

Nada más importante que cuidar la salud.

3 comentarios:

La ! dijo...

jajaj qué fenómena la viejita

Ramiro dijo...

jajajjajajaja, pobre vieja tenía miedo que se le pare... el corazón, obvio. De lo otro podía sacar provecho.

Aguante el veranitooooooooo!!!

Gonzalo dijo...

jajaja muy bueno, al blog le esta faltando alguna foto sobretodo cuando tratas estos temas, asi no dejas tanto a nuestra imaginacion jajajajaja