martes, 15 de diciembre de 2009

Hoy había una chica, con su vestido floreado a punto de bajar.
Cuando la puerta trasera se abrió, el viento que entró hizo que su pollera se elevase por los aires cual paracaídas.

Se lo vio todo. Todo.

Un tipo que estaba al lado mío me miró de manera cómplice y me dijo:
"Faaaa... con ese culo me hago inyección!"

Hay frases groseramente románticas.

2 comentarios:

Sofi dijo...

Como se nota que no te ponés vestidos vos.. :)

denise dijo...

hay que ser precavidas che.. bondi y vestido no van de la mano