miércoles, 21 de julio de 2010

Hoy había dos chicas que venían escribiendo con un fibrón en el respaldo del asiento de adelante, hacía corazones, flechazos de amor, florcitas, etc. Hasta que un señor que las estaba mirando re mal, se acercó y les dijo:

"Nena... 'Quiero' de 'Querer' no se escribe con K"

A veces, la obsesión nos hace perder el foco.

13 comentarios:

Cuervo Empastillado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Petardo Contreras dijo...

Creo que me molesta mas que escriban con K a que escriban el asiento del bondi.

elRober dijo...

Petardo: ¿Era usted?

Monstruo dijo...

Odio la gente que escribe los respaldos de los colectivos.

Meleducadas.

Encima odio la quete que reempleaza las "Q" por las "K".

Si, soy una persona muy odiosa.-

Saludos Rober!

Roger Borratint dijo...

Che, no es tan grave que escriban el asiento del bondi. Es un puto bondi, no te están escribiendo el tapizado del auto. Además si escriben algo gracioso pasa a formar parte del paisaje y está copado.

Eso sí: después de los 16-18 pirulos, ya sos un grandulón pelotudo escribiendo el bondi!! jajaja

Lo de la K es IMPERDONABLE.

Antonella dijo...

Detesto que escriban los asientos. Sobre todo cuando hacen dibujitos pelotudos, o ponen boludeces...

MaRiaN dijo...

Solia escribir todo,. TODO! con k
Pero ya pasó..

Pablo Sansone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Sansone dijo...

Genial! De todos modos, foco aparte, yo soy ese señor corrector reprimido. Me desesperan esas cosas.
Qué boludo! ejeje, buen blog !

lunA dijo...

Lo que me cage de risa leyendo este blog, varias entradas me lei.
Besos

Bici dijo...

para qué repetir lo de arriba?


c o p a d o -.

fabichu dijo...

Si, es verdad, la obsesión nos hace perder el foco. Ella tardó 20 minutos en tratar de estacionar. No lo logró. Regresó con la óptica rota y una multa x mal estacionamiento. Preguntada acerca de lo sucedido me respondió: "Me obsesionó dejarlo ahí". je

Anonimovsky dijo...

Ya lo decia "El Principito"...Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cual es la estrella que lo guía.