jueves, 18 de febrero de 2010

El nenito estaba insoportable: gritaba, lloraba, pedía, hablaba fuerte, le pegaba al padre.
Hasta que la mamá no aguantó más y le gritó muy fuerte:

"¡¡¡NICO, SENTATE AHÍ Y DEJÁ DE ROMPER LAS PELOTAS LA PUTA QUE TE PARIÓ!!!"

Los modales comienzan por quién los enseña.

13 comentarios:

Kiú dijo...

Hasta "pelotas" hubiese estado bien. El resto estuvo de más... fué un autoinsulto jajajajaja

elRober dijo...

Kiú: una lástima que no se pueda reproducir el insulto con EL VOLUMEN que usó la mina...

Beso!

casi adulta... dijo...

mi madre me dice "la puta que te parió, que fui yo"

Ramiro dijo...

jajajaja, no espera que el pibe aprenda bien.

Che, qué va a ser de este blog cuando te compres un auto?

elRober dijo...

Ramiro: no sé manejar y tampoco me gusta. Hay bondi para rato...

Abrazo!

Mauro dijo...

Qué autocrítica!

Totus in Illis dijo...

¡jajajajaja!

Pomelo dijo...

geniall!! saludosss
s

Eli dijo...

La culpa no es del chancho dicen por ahí. Y cuán cierto en este caso jaja.
Saludos!

Roger Borratint dijo...

Lo importante es que lo haya puesto en su lugar y le haya demostrado quién manda.

Las malas palabras son sólo palabras. Creo que el pendejo aprendió una valiosa lección, además de un buen par de puteadas nuevas.

TaMaRa O. dijo...

Solo una madre puede entender hasta que punto el niño jode,jode y jode al punto de volverte loca y llevarte a gritar "pendejo te matooo la chaetumadreee"... y encima quedar como una violenta maleducada delante de todo el bondi...

MaRIaN dijo...

jajajajajajja que buena pregunta la de ramiro!

El alter ego de Mabel dijo...

Pero, ¿vos estás seguro de que era la madre?


Porque capaz era yo...